Llámanos:

976 910 997​​​​​​​

¿Se debe inmovilizar un esguince de tobillo?

¿Se debe inmovilizar un esguince de tobillo?

 

Seguramente esta es una gran duda que te ha surgido cuando has acudido a un traumatólogo después de sufrir un esguince, te lo han inmovilizado  con una escayola y después has escuchado que la inmovilización con escayola no es buena para curar bien un esguince.

 

Pues hoy les vamos a dar la razón a aquellos que sostienen que la inmovilización total de un esguince de tobillo con una escayola es un perjuicio para su buena curación.

 

Para que cualquier tejido de nuestro cuerpo se regenere rápidamente es necesario un aporte correcto de oxígeno a través de la llegada de sangre, lo que se consigue con un vendaje funcional que permita el movimiento de la zona o incluso el ejercicio moderado si la lesión nos lo permite.  Con este aporte de sangre, aunque al principio va a aumentar el hematoma, conseguimos aumentar el número de células inflamatorias que destruyen el tejido dañado y se acelera la regeneración de los nuevos capilares.

Con el tobillo inmovilizado se va a crear un callo cicatrizal en el que se habrán creado fibras en direcciones incorrectas, menos resistentes y menos elásticas. También se verá disminuida la capacidad del miembro para mantener el equilibrio lo que puede hacer que volvamos a tener fácilmente otro esguince. Sin embargo con el vendaje funcional que nos deje movilizar el tobillo, las fibras se crearán en la dirección correcta, serán más resistentes y elásticas y no perderemos la capacidad de propiocepción (reacciones y respuestas automáticas para mantener el equilibrio y evitar tener otro esguince).

 

Gracias al vendaje funcional conseguiremos además de todos estos beneficios, recuperar los ligamentos en tan solo una semana en vez de tres semanas que necesitaríamos con una escayola.